Pemex requiere reanudar asociaciones con privados para elevar producción

La única manera de resolver la caída en la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) es reanudar las asociaciones con empresas privadas, pues el gobierno no tiene margen fiscal para aportar los recursos que requiere, sostuvo el Grupo Financiero BBVA Bancomer.

El economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano Herrera, estimó que al menos se requieren entre 12 y 15 mil millones de dólares al año para revertir la producción petrolera de la Empresa Productiva del Estado, monto que representa alrededor del 1.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Opinó que si bien el plan de apoyo a Pemex que presentó el gobierno federal por 107 mil millones de pesos (5.5 mil millones de dólares) va en la dirección correcta para fortalecer la base de capital de la empresa, no resuelve estructuralmente el problema de la caída en la producción petrolera.

“Sería fundamental que se reanuden las asociaciones de Pemex con empresas privadas, creemos que es la única manera realista de que se pueda revertir la caída en la producción petrolera”, añadió Serrano Herrera durante la presentación del informe “Situación banca”, elaborado por el área de Estudios Económicos de BBVA Bancomer.

El especialista afirmó que no existe margen fiscal para que el gobierno pueda aportar los 15 mil millones de dólares en promedio que se requieren para invertir en exploración y producción, que serían necesarios para revertir esta caída.

En un contexto donde no se aumentarán impuestos, como lo ha planteado el gobierno federal, sostuvo que no hay espacio fiscal para destinar estos 15 mil millones de dólares que requiere Pemex, equivalentes al 1.5 por ciento del PIB.

“Reanudar las asociaciones público-privadas de la empresa representaría la manera de atraer el capital y conocimiento que se necesitan, sin presionar la calificación ni de Pemex ni del soberano (país)”, añadió el economista en jefe de BBVA Bancomer.

Esta es la salida a un problema muy complejo que enfrenta Pemex de carácter fiscal, ya que para que Pemex pueda tener una responsabilidad positiva y ganar dinero es necesario que baje de manera más marcada la carga impositiva que tiene.

Mencionó que la empresa petrolera mexicana lleva décadas con tasas de impuestos por los derechos que paga, de 70 por ciento en promedio, pero podría ser rentable si solo paga 30 por ciento, como el resto de las empresas en el país, pese a otros problemas que tiene como ineficiencias, en materia sindical o de robo de combustible.

Consideró que con el plan de apoyo a Pemex que presentó el gobierno federal el viernes pasado, no resuelve el problema, pero se gana tiempo para evitar que se dé una reducción en la calificación crediticia de Pemex.

Alertó que si alguna agencia baja un escalón la nota la petrolera, dejará tener grado de inversión, lo que acarrearía problemas significativos para la estabilidad financiera del país porque muchos tenedores de deuda de Pemex tendrían que vender estos bonos.

Sobre el proyecto de reforma a la Ley de Pemex que promueven diputados para darle mayores facultades al director general de la empresa, precisó que esta iniciativa no ayudará a solucionar los problemas de la empresa ni con las calificadoras.

Destacó que, a nivel mundial, una buena y sana práctica de gobierno corporativo es que las empresas cuenten con consejos que sirvan de contrapesos a la administración y si además tienen miembros independientes, todavía mejor.

Serrano Herrera rechazó que los cambios que se pretende hacer al gobierno corporativo sean un factor en el corto plazo que resulte en una baja en la calificación de Pemex, pero insistió en la necesidad de que tener un consejo de administración que sea un contrapeso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.